Embarazo ectópico: qué es, síntomas y tratamiento

Un embarazo ectópico es aquel que se desarrolla fuera del útero, así sea en las trompas de falopio (que es lo más usual), en el ovario, y la cavidad pélvica o bien en la zona abdominal. El óvulo es fecundado en la trompa, pero no puede proseguir implantándose en el útero pues en general acostumbra a haber una obstrucción a raíz de una infección anterior y el óvulo va más lento o bien no puede avanzar. No se sabe por qué razón, pero cada vez es más usual y se estima que dos de cada cien o doscientos embarazos es ectópico. El bebé no puede subsistir en estos casos. El embarazo ectópico no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS).


Los principales síntomas son: hemorràgia vaginal anormal (por norma general con máculas), amenorrea (falta del periodo menstrual), sensibilidad en las mamas, lumbago, cólico ligero a un lado de la pelvis, nauseas, dolor en la parte inferior del abdomen o bien la pelvis.

Si el área del embarazo se rompe y sangra, los síntomas pueden empeorar. Estos síntomas pueden abarcar sensación de mareo, dolor cerca del hombro, dolor agudo y también intenso en la parte inferior del abdomen.

Los embarazos ectópicos no pueden proseguir hasta el nacimiento, con lo que se deben extraer las células en desarrollo para salvar la vida de la madre.
Si hay rotura de algún órgano, se lleva a través de una cirugía (laparatomia) para detener la pérdida de sangre. En ciertos casos, puede ser precisa la extracción de la trompa de falopio.
Por lo general, la mayor parte de mujeres que han sufrido un embarazo ectópico pueden tener más tarde un embarazo normal, pero es posible que también de un 5 al 15% vuelvan a tener otro.

Toma este post con un propósito meramente informativo. Si tienes cualquier duda lo mejor es consultarlo con un especialista.

Deja un comentario